sin títUlo

todo vuelve para atrás
aprendí a compartir momentos
conmigo misma.
a separarme en dos 
y dejar de estar en un lado.
aprendí a rozar todas las paredes
y conocer cualquier textura.
aprendí a buscar hojas de 
los colores más brillantes.
aprendí a sentir la angustia
y convertirla en voz. 
aprendí a disfrutar 
cada estrella en el cielo.
aprendí a disfrutar octubre
y saber morir en febrero.
aprendí a escuchar
sin llorar.
aprendí a volver 
cuando es necesario 
y pedir perdón 
todo vuelve para atrás
en cada pitada del cigarro 
porque aprendí, 
una vez más, 


a estar sin vos

2 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es un aprendizaje duro, pero que puede ser necesario, en algunas circunstancias.
Y convivir con uno mismo puede no ser fácil.

Flora dijo...

pero no nos queda otra que vivir más que con unx mismx! Saludos Demiurgo!