¿Hacia donde correrán las agujas del reloj ésta vez?
Llevo doce minutos mirándolas pero no se mueven.
Están tiesas, no producen sonido alguno. 
Hasta mi corazón ha dejado de emitir sonido,
se paralizó junto a las agujas. 


Todo se ha vuelto inerte, las fotografías de la calle nos miran y creo que se están riendo de nosotros. La gente aturdida, nos mira pero no nos ve. Nos mimetizamos con las paredes, con los ruidos de los autos. Con los gritos de las madres, con los ladridos de los perros. 
Pasamos, tratamos de darle la mano y nada. Solo cachetazos al alma.
Así nos sentimos algunos 
Cacheteados, amarrados y pisoteados. 



2 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Conozco la sensación de que el tiempo pasa muy lento.
Y conozco la sensación de que pasa demasiado rapido. Aunque no tanto como me gustaría conocerla.

Fernanda. dijo...

"Hay una cosa que se llama tiempo, Rocamadour, es como un bicho que anda y anda."