Todo el tiempo

Todo el tiempo, vos, ahí presente en cada seca de un cigarro, en cada cara del bondi, en cada plaza excéntrica, en cada canto para adivinar. 
Todo el tiempo, vos, ahí en mi mente, preguntándose que haces, si sigues trabajando, si conociste a alguien nuevo, si sigues yendo a ese lindo bar de la esquina de tu casa, si coges o no, si sigues escribiendo tan bonito como solías hacer, o mandaste todo al carajo, como también solías hacer. 
Todo el tiempo, el tiempo es efímero, para acordarme de ciertas cosas, sin embargo de vos, me acuerdo todo el tiempo, en cualquier lugar, con la maldita ambición de querer ver tu cara por última vez.
O primera, tal vez. 

F. 

2 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No hay caso. Habria que planear algo para que estos dos se junten de nuevo. Que manera de dar vueltas.
si te interesa mi nuevo blog es
eldemiurgodehurlingham.blogspot.com

Motherfucker (with a brain) dijo...

A veces pienso lo mismo..